martes, 5 de febrero de 2013

EL ULTIMO DESAFÍO






Casi 3650 días después de su ultimo film como protagonista, una carrera política entre medias y dos apariciones en Los mercenarios Arnold Schwarzenegger volvía a primera linea de parrilla protagonizando "El Ultimo Desafío"

Arnold se da la mano en su retorno con el celebre cineasta coreano Kim-Ji-Woon en su primera producción en Estados Unidos. El austriaco interpreta al Sheriff Ray Owens, un Sheriff retirado de la acción acción en Los Ángeles para vivir plácidamente en un pueblo cercano a un paso  fronterizo con México. Esa calma se ve interrumpida cuando un narcotraficante escapa de la ley y huye en esa dirección.

La primera media hora es algo lenta pero sirve para introducirnos de lleno a los personajes. Llama la atención el papel de Arnold y si te pones a pensar parece una especie de Commando retirado (Celebre film de acción que protagonizó Schwarzenegger en 1985) Con una auto-parodia de su personaje que le da al film un punto cómico de muy buen gusto. Salvando las distancias personalmente me recuerda al Film de su amigo Clint Estwood en Gran Torino. Arnold se ve acompañado de un reparto que ayuda a que el peso de la película no caiga por completo en los hombros del austriaco. Así encontramos a Luis Guzmán como ayudante del Sherrif. Un Luis que está sublime repartiendo el peso cómico de la película con el archiconocido por sus locuras en Jackass Johnny Knoxville que realiza un papel a la medida de él. El loco del pueblo, que resulta que es un gran aficionado a las armas. Luego está Rodrigo Santoro y Jaimie Alexander interpretando a Frank Martinez y Lewis Dinkum, pareja que no pasa por su mejor momento pero que se unen a la hora de ayudar al Sheriff a detener a Gabriel Cortez, interpretado por mi compatriota Eduardo Noriega. Un villano que a mi no me consigue enganchar no por la actuación de Eduardo, que hace lo que se le pide, si no por no estar prácticamente desarrollado. Se pasa prácticamente todo el metraje de la película conduciendo un coche a 200 Km/H. y Luego tenemos al gran Forest Whitaker como el agente John Bannister. Otra papel que no tiene ninguna trama y da rabia teniendo en cuenta la capacidad interpretativa de Forest que se pasa más de medio film hablando por teléfono y advirtiendo a las autoridades de lo que se le viene encima al pueblo fronterizo de Sommerton.





Como decía al principio la media primera es lenta y sirve de introducción pero la película, por suerte esta bien desarrollada y empieza a enganchar para no soltarte hasta el final con momento dramático incluido cuando un agente amigo del Sherrif muere tiroteando. Rápidamente se me vino a la cabeza Daño colateral donde se puede ver por momento a un Arnold Dramático  En la butaca me dio la sensación que el final es tanta desajustado  tarda mucho en producirse los hechos (La llegada del capo a la frontera) y Luego pasan muy rápido  eso sí sin necesidad de bombardeos y disparos que no llevan  a ninguna lado, la acción justa y necesaria para ello. Con un final épico pero a la vez esperado.


CONCLUSIÓN

Arnold vuelve cargado de acción, auto-parodia y volviendo a empuñar toda clase de armas casi 10 años después mostrándose muy inteligente a la hora de elegir su papel de vuelta y volviendo a llenar el cine con ese carisma que a mi y a muchos nos marcó. Bien rodeado con un reparto a su medida haciendo que luzca su personaje y excepto en los dos casos anteriormente citados con bastante peso en el Film. Una lastima su estreno en la taquilla usa con apenas 6 millones de recaudación en su primer fin de semana, pero creo que desde el punto más objetivo posible el Film merece una oportunidad. Arnold a vuelto y vuelve para quedarse. Citando una frase de un fan "No tiene trono ni reino ni nadie que le comprenda pero sigue siendo el rey. No le falta razón. 




8/10 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada